Acerca de Liu Yun-Qiao

Jen-Cheng Chen


Liu Yun-Qiao (劉雲樵) o Liu Yun-Chiao, nació en la provincia de Changzhou de China en el año 1909. Tiene dos hermanas mayores fallecidas a temprana edad, siendo él el único descendiente varón de esta rama familiar. Cuando nació, era muy débil y tenía la panza hinchada como una pelota, Los padres estaban muy preocupados de su supervivencia.

El gurdaespalda de dos generaciones (de su padre y abuelo), Zhang Yao-Ting (張耀庭), lo masajeaba todos los días y a la edad de 5 años le empezó a enseñar Tai-Zu Chang-Quan. El padre de Liu, que estaba pasado de peso, practicaba junto al hijo esta forma de 108 movimientos como ejercicio, y siempre le decía a Liu Yun-Qiao: «Cuando seas grande, no espero que seas rico o reconocido, sólo quiero que seas saludable y continúes con la descendencia de Liu, así todos los ancestros te agradecerán.» (JC: en la antigüedad, los chinos creían que no hay mayor pecado que no dejar descendientes para continuar el apellido).

Un poco más grande, el pequeño Yun-Qiao empezó con la práctica de Mi-Zong y su salud mejoró día a día. Su padre quedó muy contento y satisfecho. Cuando se retiró Zhang Yao-Ting, le regaló el campo que la familia de Zhang alquilaba.

Al ser una familia de buena posición, el padre quiso el mejor maestro para seguir con la enseñanza de wushu de su hijo. Contrató, con todos los honores, a Li Xu-Wen, famosísimo artista marcial, experto en Ba-Ji, Pi-Gua y Liu-He Da-Qian (lanza grande de seis armonías).

Li se mudó a vivir con el pequeño Yun-Qiao, de siete años de edad. y en tres años lo entrenó en Ba-Ji con la forma de Ba-Ji-Jia (o Xiao-Ba-Ji). Un día, en un banquete, el padre de Yun-Qiao preguntó por el avance (porque Liu Yun-Qiao aprendió una sola forma de 32 movimientos en tres años) y Li se enojó diciendo: «¿Acaso yo no sé lo que tiene que aprender mi alumno?», dejando a todos boquiabiertos.

Cuando Liu Yun-Qiao creció y acabó con una etapa de práctica, Li lo llevó a la provincia de Shandong desafiando por el camino a los artistas marciales del lugar porque la creencia de Li es «El verdadero wushu se aprende sólo combatiendo». Liu siempre honró a su maestro con las victorias de los desafíos y se hizo famoso con el apodo de «pequeño campeón de Shandong». En Shandong se hospedaron en el cuartel general de un alumno de Li, el comandante de la quinta división Zhang Xiang-Wu.

Un día, al pasar por un parque, Liu vio un viejito (Ding Zi-Cheng 丁子成) enseñando Liu-He Tang-Lang (mantis de seis armonías) entró a desafiar y cayó bajo la técnica de la técnica Zhan-Pai. Después, por medio de la introducción de su hermano de práctica Zhang Xiang-Wu, empezó a practicar este estilo de mantis con el maestro Ding.

Tiempo después, el maestro de Ba-Gua de Zhang, Gong Bao-Tian (宮寶田) viene a visitar a su alumno, viendo el estilo tan particular, siguió a Gong a Yan-Tai (煙台) para entrenar en Ba-Gua.

En el año 1934, Li Xu-Wen decidió regresar a Changzhou. Al pasar por Wei-Xian (actual Wei-Fang) mató un contrincante en un desafío, los familiares del mismo fingieron quedar impresionados por la técnica demostrada y Li fue envenenado y muerto en un banquete a la edad de 70 años.

Al enterarse, Liu fue impactado por el gran dolor, hizo investigaciones y rastreos tratando de vengar la muerte de su maestro que, obviamente, quedó en la nada.

En el año 1936, En Tian-JIn (天津) llegó un artista marcial de Japón, Oda Tokusaburou (太田德三郎), de alto rango en el arte de ken-do, desafió públicamente diciendo que la espada china tenía muchos movimientos elegantes pero inservibles. Como nadie salió a defenderse, su ego crecía día a día.

Liu, al enterarse, se enojó mucho y tomó el tren nocturno para Tian-Jin y acordaron en encontrarse en el Parque Francés (actual Parque Central). El ámbito marcial de Tian-Jin se conmocionó al saber la noticia, por fin alguien salió a defender el honor de los chinos.

Llegado el día, ambos sostenían espadas de madera. Oda Tokusaburou entró de frente y Liu, esquivando por un costado incó tres veces en las costillas su oponente, quien tiró la espada y se agachó retorcido por el dolor. Este enfrentamiento alzó la fama de Liu en Tian-Jin.

En 1937, bajo la órden de su padre, Liu entró a la carrera de leyes en la universidad de Chao-Yang hasta que empezó la invasión japonesa y Liu dejó la dejó para entrar en la escuela militar Huang-Bu, Filial de Xi-An.

Después de graduarse en 1939, fue enviado a la zona de guerra de Tai-Xing-Shan, en donde fue herido varias veces y ascendido hasta el grado de coronel.

Una vez fue capturado, pensó que iba a morir y mantuvo una actitud dura en frente de sus enemigos. Los japoneses hacían pelear a los prisioneros con ellos, como diversión para burlarlos e insultarlos. Liu ganó en todos los combates obteniendo también el respeto de los japoneses. Una noche, aprovechando un descuido de los guardias, Liu escapó trepando la pared del campamento. Hubieron muchos que lo siguieron, pero la mayoría perecieron bajo el tiroteo enemigo.

En 1949 se retira, junto al ejército nacionalista, a Taiwán, en donde se establece.

En 1968 lidera el equipo nacional de wushu a Malasia.

En 1970 fue contratado para enseñar Ba-Ji, Ba-Gua y Kun-Wu-Jian en Filipinas. Justo hubo inundaciones en ese país, entonces armó varias exhibiciones a beneficio de las víctimas del catástrofe.

En 1970 funda la revista Wu-Tan, nombrando como encargado a su discípulo Adam Hsu. Lamentablemente la revista tuvo que finalizar en 1973 por falta de fondos.

A pedido de Chiang Kai-Shek (en ese momento presidente de Taiwán), Liu empezó a entrenar los guardaespaldas del gobierno. Y recibió los mejores tratos y honores por parte de la familia Chiang.

En 1982 visitó los Estados Unidos y visitó Japón el año siguiente.

Sintiendo desesperación al ver que el wushu tradicional estaba desapareciendo, empezó a promover el entrenamiento en wushu y trató de participar en lo posible todas las actividades relacionadas.

En 1992, después de un cansador viaje a China, falleció el 24 de enero, cerrando una etapa involvible de artistas marciales tradicionales.


Rev.1 2007-08-23 JC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *