No copiar al maestro

Todos estamos orgullosos de nuestros maestros, quienes nos han enseñado mucho de su arte. Queremos ser tan buenos (o quizás mejores), pero hay algo muy importante: tenemos que practicar mucho y no debemos copiar sus movimientos. En este video veremos cinco razones del por qué.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *