Esclavitud Marcial

Jen-Cheng Chen

Creo que todos los alumnos nos sentimos felices y estamos dispuestos por poder ayudar en algo a nuestro maestro. Pero últimamente he visto muchas personas contentas por obedecer a su «amo».


Hy un dicho en chino que dice: «Cuando hay trabajo, el alumno lo hace (有事弟子服其勞)». Este pensamiento está basado en el respeto hacia el maestro que tienen los chinos.

Pero respeto es diferente a idolatría.

He visto muchos «maestros» que hacen que sus alumnos limpien la escuela con la excusa de fortalecer el espíritu y aprender a disciplinarse. Yo estoy seguro que esos alumnos ni siquiera ayudan a la limpieza en su casa. Si realmente quieren aprender disciplina, pueden empezar ayudando en sus casas, no necesitan ir a una escuela de kung-fu y pagar por eso.

¿Esto será influenciado por la película «Karate Kid», en donde lustrar el coche es una defensa y pintar la cerca es un bloqueo?. Pero no te olvides que al final el maestro le regaló el coche y en estas escuelas ni te dan las gracias (y para colmo pagas).

Tengo conocimiento también de escla… digo, un alumno que ayudó a cuidar la mascota del maestro y que siente totalmente orgulloso con las travesuras u ocurrencias que ésta hace.

Lo más increíble que vi, es una escuela que puso directamente una lista de tareas y sus efectos para que sus alumnos elijan. Tareas como: limpiar la pecera (purifica la energía), limpiar el piso (fortalece el espíritu), etc.

Realmente sin palabras…

     El maestro no es todopoderoso y necesita ayuda de sus alumnos, pero no hay que abusar. El alumno ayuda al maestro porque lo respeta, pero no es el esclavo (y ser feliz en serlo). ¿Dónde está el límite? La verdad, no lo sé. Pero te aseguro que cuando te dicen que hacer tal trabajo te va a aumentar la energía o purificar el corazón, es que se están aprovechando de ti.

Si el maestro necesita que le ayude a limpiar la escuela o lavar el perro, está perfecto que pida voluntarios para esas tareas, pero es simplemente eso: limpiar, lavar o lustrar. Que no venga con el cuento de energía, Yin-Yang, voluntad y otras cosas raras.

Estoy de acuerdo de que los alumnos deben contribuir en las tareas y tener obligaciones dentro de la escuela, pero esto no debe estar de ningura manera relacionarse con lo místico.

Otra forma que creo que está muy bien. Cuando un alumno que quiere aprender pero tiene problemas económicamente, entonces el maestro puede llegar a algún acuerdo, que el alumno realice algunos trabajos rutinarios como pago por la enseñanza.

Por último, para los que quieran aumentar su energía, purificar el espíritu, regular el Yin y Yang y sumergirse en el Tao, pueden contactar conmigo que tengo coche para lustrar (viejo pero no les voy a regalar), casa para limpiar, perro para cuidar y masajes para hacer. Y no se preocupen, les cobraré barato.


Rev.2 2020-06-04 JC
Rev.1 2010-09-09 JC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *