Humildad

Morio Higaonna (artículo del sitio de IOGKF)
Traducido por Jen-Cheng Chen


 El creador del Gojuryu Karate-do, Miyagi Chojun, siempre dice a sus alumnos: «Las personas que practican karate tienen que entrenar diariamente su resistencia, fuerza y técnica; lentamente se irán reforzando la auto confianza y la fuerza espiritual». Cuando estas cualidades de sus alumnos llegan un cierto nivel, les remarca la importancia de la humildad.

     «Si tus capacidades han aumentado (por ejemplo) a 10, solamente debes mostrar 5. Cuando desarrollas las técnicas del karate, tu humildad debe desarrollarse al mismo tiempo; entonces cuando sientes la humildad en ti, practicarás más seriamente; aún cuando estás cansado y con ganas de abandonar, debes seguir desafiándote a ti mismo, seguir practicando con más tiempo y más intensidad».

     Nunca debes olvidar de agradecer a tu maestro y tu familia, porque son ellos los que te apoyan en tus prácticas.

     Algunos karatekas, cuando creen que sus técnicas llegaron a un nivel muy alto (o tienen éxito en sus dojos), empiezan a creer que su éxito se debe a su esfuerzo personal y desarrollan un agrandamiento y una actitud difícil de controlar.

     Es posible que ellos han dicho «gracias» a su maestro o a otras personas, pero en su corazón, sólo sienten que ellos lo hicieron todo; en realidad no es así, ningún karateka debe olvidar esto: su éxito es gracias a la ayuda y el esfuerzo de todos aquellos que lo rodean para que pueda alcanzar ese nivel. Es importante que recuerden esto.

     En lo personal, agradezco muchísimo a mi maestro Anichi Miyagi, porque me ha enseñado las técnicas, la sabiduría y me ha instruido, son cosas que no se puede comprar con ninguna riqueza en el mundo.

     Lo que me enseñó no fue sólo en las técnicas marciales, lo mejor fue hacerme entender qué tan especiales son los beneficios de practicar el Gojuryu Karate, me hizo sentir que debo contribuir estos beneficios a la sociedad; porque el Gojuryu Karate no se limita a las técnicas marciales, sino que es una excelente herramienta también para aumentar las cualidades personales.

     Para lograr estos objetivos nobles, el karateka debe entrenar seriamente y humildemente y no debe ser por el poder o por el control hacia otras personas. Debes utilizar el karate para desarrollar tus virtudes personales y espirituales, y no utilizarlo para desarrollar objetivos egocéntricos en beneficio propio.

     Me gusta el karate. Cuando tenía veinte años me gustaban las formas, ahora tengo más de sesenta años y me concentro más en la práctica de las formas.

     También me gusta enseñar, porque cuando veo a los alumnos esforzándose para entrenar y para aumentar las limitaciones propias, soy contagiado por ese esfuerzo y me impulso a querer ser más fuerte y hacer mejor las cosas.

     A veces, también veo algunos alumnos desarrollándose en forma egocéntrica y carente de humildad como no lo deseo, me hace sentir que debe ser por algún error mío por lo que no pude transmitir mis mensajes a dichos alumnos, y por eso se equivocan de dirección. Pero me hace reflexionar más, acepto estos desafíos y me concentro más para cuidar y ayudar a estos alumnos, haciéndoles entender la importancia de los entrenamientos y hacerlos enfocar en los verdaderos objetivos del karate.

     Utilizar el karate para encontrar el equilibrio espiritual también es uno de los objetivos del entrenamiento.

     Todos los días pienso en lo que el sensei Anichi Miyagi me ha dicho: «Debes seguir investigando, desarrolla tu técnica marcial y tus virtudes, desafíate todos los días y utiliza la mayor humildad para situarte a un nivel más alto y más fuerte».


Rev.1 2007-07-25 JC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *